Y SIN EMBARGO magazine

Avatares de la vida. Ninots de UU, Miguel Ruibal, fernandoprats, Nirvana SQ, Leonie Polah, Brancolina, Thomas Hagström, Anna Christina, Thierry Tillier, Ezequiel Ruiz

Seven years of a periodical and independent publication is perhaps both necessary and long enough a time to verify or put into practice a set of ideas, wishes and adventures. YSE closes a cycle, but doesn’t close (neither literally nor metaforically). Seguiremos, pero seremos otros.

On air: YSE #29, LAST/s.

inter-visto: tomás gubitsch, yse #15

La entrevista a Tomás Gubitsch para Y SIN EMBARGO magazine #15, “inter-visto issue”:
1) Do you… play? What values has or do you give to the ludicrous in your life?

//¿Juega? ¿Qué valor le asigna o tiene en su vida lo lúdico?

Bastará con citar los términos de ‘preludio’, ‘interludio’, ‘scherzo’ o de ‘divertimento’ para entender que el juego tiene una parte esencial en la música. Si hiciese falta otra prueba contundente, mientras en castellano se ‘toca’ la guitarra, en inglés, francés o en alemán se la ‘juega’.

Cuando se improvisa, se juega a componer en el instante. Y pocas composiciones no son precedidas por la improvisación, ya sea sobre un instrumento o en la imaginación del compositor.

Personalmente, percibo inclusive aquello que se denomina ‘trabajo musical’ (técnica instrumental, escritura, ensayos, etc., es decir, las actividades repetitivas) como un juego. ¿Qué compositor se atrevería a negar que especular sobre una problema formal u orquestar para una sinfónica es un juego, no sólo divertidísimo, sino adictivo?

Si hacer música no es un juego, ¿qué es? ¿Una cosa seria? ¡Vamos!, si bien es cierto que hay músicas que no hacen ningún bien, nadie ha muerto de un acorde o de un giro melódico, que yo sepa.

2) Have you ever used your art to get sentimental or sexual advantages from someone? Tell us what and how it was? If positive, would you do it again?

// ¿Habéis utilizado alguna vez vuestro arte para beneficiaros sentimental o sexualmente de alguien? ¿El qué y cómo fue? En caso positivo, ¿lo volveríais a hacer?

Procedamos por partes, como decía Jack, el destripador. Aquí hay tres preguntas. A la primera, mi respuesta es: permanentemente. A la segunda, ni pienso responder (en la medida en que no soy presidente francés no tengo porqué andar develando mis intimidades). Y a la tercera, contesto sin dudar: ¡por supuesto!

Si digo ‘yo soy músico’ puedo estar respondiendo a un código social que precisa cómo me gano la vida. Ocurre que en mi cabeza personal -allí donde ‘yo soy yo’ y con eso basta y sobra- ‘yo’ y ‘música’ no pueden ser cosas separadas. ‘Yo’ sin ‘música’ deja de ser ‘yo’, para transformarse en otro sujeto, que no osaría pretender figurarme.

¿Alguno de nosotros se imagina a si mismo compartiendo su vida con una persona que detesta francamente lo que hacemos?

4) What is the one thing that you never, ever admitted about yourself?

//Qué es lo que nunca, nunca has admitido acerca de tí mismo?

Estaba a punto de contestar… de veras. Pero me es inadmisible.

7) How do you relate your creative activity

to your desire of being socially engaged

(in the critique of what exists and the creation of what could be)?

// ¿De qué manera se relaciona tu actividad creativa

a tu deseo de estar socialmente comprometido

(en la crítica de lo que existe y en la creación de lo que podría ser)?

“Yo diría que uno es un ciudadano, ya sea músico, carpintero, ingeniero agrónomo o cartonero. Cada uno de nosotros tiene responsabilidades para con los demás que nos impiden evadirnos de la realidad, o que al menos deberían hacerlo. Visto así, toda nuestra vida en sociedad es política. Pero también pienso que ”la realidad” no se resume a la política, ni a la ciencia, ni al pensamiento. Hay otras realidades, tan reales como aquellas. No sólo todo lo que ignoramos del exterior, sino todo lo que ignoramos de nosotros mismos.”

“La actividad artística se ocupa, misteriosamente, de esta última realidad, de algo así como la añoranza de lo que se desconoce de uno mismo”

“Es cierto que si tuviese que elegir entre dos libretos de ópera y que si uno de ellos glorifica la globalización capitalista y el otro alaba la libertad y la igualdad, no lo dudaría mucho. Pero, ¿quién podría afirmar que la música en sí sería progresista, fascista, de izquierda o de ultra-centro? ¿Qué sentido tendría ”medir” una realidad con los parámetros de otra? Las emociones que la música atraviesa pertenecen, quizás, a zonas anteriores o aledañas al lenguaje.”

Lo dijo Gubitsch, para “El Clarín”. Curiosamente -por lo poco frecuente-, esta vez estoy bastante de acuerdo con él.

9) The “repetition” determines the norm by which the genes

assure themselves the continuity of their stirps… while

the difference signs the rupture of the repetitive

tendency… and then, the mutation does erupt.

Could it be thought that the human being´s actual state

is showing a cultural mutation or are we succumbing in a

neurosis where we can get collapsed?

//La repeticion fija la normativa por la que los genes se siente seguros de continuar la estirpe…. mientras que la diferencia señala la ruptura de la tendencia repetitiva… y surge la mutación…

Se podría pensar que el estado actual del mundo humano señala una mutación cultural o estamos sucumbiendo a una neurosis donde podemos quedarnos colapsados?

Cuando se estudia composición musical, se nos enseña que la repetición permite la coherencia, pero que engendra aburrimiento. Para escaparle al tedio (vale decir, a la baja de atención del auditor) disponemos del arma absoluta: la variación, bendita sea.

Si el compositor aguerrido sabe cómo tener las riendas de su material musical -y si partimos del precepto ‘clásico’ que preconiza la mayor economía de material posible-, el inexperto puede dejarse llevar por las variaciones hacia zonas imprevistas. Puede inclusive perder la relación con el tema sobre el cual se basan las sucesivas variaciones. Puede, para ser breve, perder la coherencia del discurso musical. Para escaparle al divague (vale decir, a la baja de atención del auditor) disponemos del arma absoluta: la repetición, bendita sea.

Pero volvamos a nuestro inexperto avasallado por la animación de su propio material. Me pregunto si el compositor aguerrido no estará en alerta permanente, como para no perderse uno de esos escasos y preciosos momentos en los que la música hace lo que quiere de nosotros.

15) NASA prepares a ship where they want to keep objects, works, or whatever, from different personalities

that have reached a degree of excellence. Suppose they have also chosen you… What do you give them?

// La NASA monta una nave en la que recopila objetos, obras, o lo que sea, de diversas personalidades de la especie humana
que han alcanzado el grado de excelencia. Pongamos que te han elegido a tí… ¿Que les darías?

Si la NASA estuviese a punto de propagar mis ideas, yo me alarmaría muchísimo.