Y SIN EMBARGO magazine

Avatares de la vida. Ninots de UU, Miguel Ruibal, fernandoprats, Nirvana SQ, Leonie Polah, Brancolina, Thomas Hagström, Anna Christina, Thierry Tillier, Ezequiel Ruiz

Seven years of a periodical and independent publication is perhaps both necessary and long enough a time to verify or put into practice a set of ideas, wishes and adventures. YSE closes a cycle, but doesn’t close (neither literally nor metaforically). Seguiremos, pero seremos otros.

On air: YSE #29, LAST/s.

proyectos

_YSE Last/s, #29 (( on the cloud )). 7 años. Hasta otra.

************

_YSE #28 (( on air )) (( me/END/you. )).

************

YSE mag @ ****contrasted gallery: an exhibition of some YSEfots (( on air )).

************

_YSE #27 (( on air )) (( in-significant. )).

************

_YSE #26 (( on air )) (( uroborus )).

************

_YSE #25 (( out of this world )): just a memory, sólo una memoria.

El tema de esta Y SIN EMBARGO es la memoria, su rol, su papel, sus funciones, sus updates upgrades, sus nuevos roles, dinámicas, lugares y funciones, y para forzar aún más la lógica o las lecturas críticas en torno a estas cuestiones no tendrá una existencia permanente, disponible, ubicua, a la mano, como parte de la memoria compartida que los humanos tenemos en la red; por el contrario, se perderá, será trabajo enviado directamente al vacío, donde nada lo sostenga, como un ente frágil, dudoso, o un cúmulo de energía organizada en un medio disipativo; como nuestros antiguos recuerdos, o todo lo que no podemos descargar de nuestras cabezas (o accesar en sitio alguno),

YSE#25, sólo un recuerdo, dejó de existir el 5 de Octubre de 2010.

# # #

The subject of this Y SIN EMBARGO is memory, its role, its functions, its updates upgrades, its new roles, dynamics, places and functions, and to go beyond in the forcing of logic or critical readings around these questions, the present issue will not hace a permanent existence, available, ubiquitous, at hand, as a part of the shared memory that we humans have on the web; on the contrary, it will be lost, it will be a work sent directly to the void, where nothing supports it, as a fragile, dubious entity, or a pile of organized energy in a dissipative medium. Just like our old memories, or all that we cannot
download from our heads (or access anywhere),

YSE#25, just a memory, ceased being available on October 5th.

************
_YSE #24 (( on air )): O dicho de otra manera, in-between the net.

>> Framework/Flares:

¿Si las redes sociales encarnan la huella del objeto actual, es el actual desencanto el desencanto de las redes sociales?

Un paisaje iconográfico como una reunión de ex-compañeros en presente continuo. ¿Qué le cuento a aquel que no conozco? ¿Qué comparto? ¿Para qué?

¿Pasa el reciclaje del encanto por la necesidad de no dejar huella o de dejar una otra huella aunque no sea la de nuestros zapatos?

Entre la inmediatez y el vértigo, el hastío y la redundancia, ¿ocupan tal vez las redes sociales una grieta de identidades que claman por ser, por ser algo, aunque más no sea una efemérides preocupantemente menos vacía? ¿Es la escandalosa carencia de memoria y de pasado una huída hacia el futuro? ¿Qué futuro? ¿El de los eventos que un software nos recuerda cada vez que iniciamos sesión, sin criterio ni jerarquías, en este club de amigos sin DNI ni ADN?

Nuestra ansia por la sonrisa y desesperación por el masaje ¿son una terapia de todo-a-cien, una ilusión fellinesca que se empeña en clamar por el megáfono: sí, tú también puedes ser protagonista?
¿Pueden nuestros reclamos reinvindicarse con la política del “Me gusta”? ¿Hasta dónde es válido lo que se valida?
¿Es la ilusión democratizadora del poder del ratón, o del mouse ya que estamos, un plato apetitoso en las fauces de los omnipresentes ingenieros de márketing?

¿Qué hay detrás, sobre, entre el ejercicio narcisista de publicar, publicar lo que sea? ¿Es el medio una alternativa?

Tomárselo con calma, como si fuera una bebida espirituosa, un sedante o una caja de Pandora que pide ser reencantada para seguir con el juego.

###

If social networks embody the trace of the current object, is the current disenchantment the disenchantment of social networks?

An iconographic landscape as an ex-classmate meet-up in present continuous. What do I tell those I don’t know? What do I share? What for?

Does the recycling of enchantment go through the need to not leave a trace or to leave some other trace even if it’s not that of our own shoes?

Between immediacy and vertigo, weariness and redundancy, do social networks perhaps fill a crack of identities claiming to be, to be something, even if it’s just an ephemeris worryingly less empty? Is the scandalous lack of memory and past an escape towards the future? What future? That of the events some software reminds us of each time we log in, without criteria or hierarchies, in this club of friends without ID or DNA?

Our craving for the smile and despair for massage, are they a dollar-store therapy, a fellinian illusion that insists in claiming on the megaphone: yes, you can also play the leading role?
Can our demands be claimed with the “I like” policy? To what extent what’s validated is valid?
The democratizing illusion of the power of the mouse, is it a mouthwatering dish on the jaws of the ubiquitous marketing engineers?

What’s behind, on, within the narcissist exercise to publish, publish whatever? Are the means an alternative?

Take it slowly, as if it was a spirituous drink, a sedative or a Pandora’s box asking to be reenchanted to keep up with the game.

# # #

Les réseaux sociaux assimilent leurs acteurs, mais le désenchantement social engendre-t-il pour autant le désenchantement des réseaux sociaux ?

Tel des paysages iconographiques d’ex-camarades de classes qui se retrouvent désormais non-stop. Qu’y dire à ceux qu’on ne connait pas ? Qu’y partager ? Qu’y faire ?

Recycler l’enchantement passe-t-il par la nécessité de ne pas laisser de trace, ou de laisser d’autres traces qui ne seraient pas celles de nos propres pas ?

Entre l’immédiateté et le vertige, entre la fatigue et la redondance, les réseaux sociaux ne viennent-ils pas colmater les fissures d’identités auto-proclamées singulières, quand ce ne sont que d’affligeantes éphémérides moins vide ?

L’absence scandaleuse de mémoire et de passé est-elle une fuite en avant vers le futur ? Et quel futur ? Est-ce celui jalonné des événements que des logiciels nous annoncent à chaque login, sans critère ni hiérarchie, au sein de ces club d’amis sans identité ni ADN ?

Notre désir insatiable de sourire et notre besoin désespéré de message, sont-ils des thérapies de dollar-stores ? Une illusion felliniènne beuglant dans un mégaphone: “Oui, vous pouvez vous aussi jouer les premiers rôles ?”

Comment revendiquer une politique du “moi aussi” ? Ce qui est valable est-il vrai ? L’illusion démocratique du pouvoir de la souris, souris que nous sommes, n’est-elle qu’un plat savoureux dans la gueule des ingénieurs omnipotents du marketing ?

Que se cache-t-il derrière, ou sur, ou sous cet exercice narcissique de la publication ? En quoi cette médiatisation est-elle alternative ?

Pour peu que vous désiriez vous émerveiller de rester dans le jeu, allez-y tout doux ; comme d’un spiritueux, d’un sédatif ou d’une boîte de Pandore.

************

_YSE #23 (( on air )), to have or not to be?:

– ¿Qué hay detrás de la pulsión de poseer?

– Cuando no hay otra forma de disfrutar los objetos, su posesión nos asegura el disfrute ilimitado, sin estar sujeto a horarios, programaciones, pago de entradas… Pero si pasamos a tener disponibilidad infinita del objeto para su disfrute, ¿por qué seguimos queriendo que sea nuestro?

– ¿Bajamos y acumulamos archivos porque es gratuito? ¿porque es fácil? ¿En qué momento interviene el deseo o la necesidad del archivo/objeto en sí?

– Nuestras colecciones digitales son frágiles, sujetas al rápido (incluso súbito) deterioro de los soportes de almacenaje, a la constante evolución de los formatos. ¿Por qué insistimos en guardar lo que está destinado a no durar?

– Lo acumulado, lo poseído se convierte en obligación: poseemos una creciente colección de cosas pendientes de ver, de escuchar, de leer – cosas que no queríamos o no necesitábamos realmente cuando caímos en la tentación de hacer click para descargarlas.

– La posesión tradicional implicaba un aspecto de ostentación. ¿Qué formas adopta la ostentación virtual? Mediante nuestras listas de “favoritos”, ”intereses”, “música que me gusta”, “libros que he leído”… ¿el estatus no está pasando a definirse por lo que sabemos/conocemos más que por lo que tenemos?

– ¿O se está desplazando el fetichismo de la posesión del “objeto” hacia la posesión del “canal de obtención del objeto”? ¿Ostentamos nuestras cuentas de usuario premium y nuestra velocidad de conexión, como antes presumíamos del espacio que ocupaba nuestra biblioteca?

– Y si esto es cierto, ¿qué implica? ¿El negocio podría desplazarse de la venta de objetos editados a la venta de canales para poseerlos? El volumen de ventas, ¿se sustituiría por el “número de reproducciones”? ¿Se perpetuaría por tanto el modelo industrial actual con un adecuado lavado de cara… o habría más espacio para alternativas independientes, signifique eso lo que signifique?

– ¿Se podría ser un gran coleccionista virtual sin poseer un solo archivo en nuestro disco duro?

# # #

YSE#23: to have or not to be?

What lies beneath the urge to possess?

When there’s no other way to enjoy objects, their possession guarantees their unlimited enjoyment, without being subject to timetables, programs, ticket fares… But if we’re granted infinite availability of the object for its enjoyment, why do we still want it to be ours?

Do we download and accumulate files because they’re free? Because it’s easy? When does desire or need of the object/file itself intervene?

Our digital collections are fragile, subject to the quick (even sudden) deterioration of storage devices, to the constant evolution in formats. Why do we insist in keeping what is bound not to last?

The accumulated, the possessed turns into obligation: we possess a growing collection of things waiting to be watched, listened to, read – things we didn’t really want of need when we were tempted to click and download.

Traditional possession implied its ostentation. What shapes does virtual ostentation take? Through our lists of “favorites”, “interests”, “music I like”, “books I’ve read”… isn’t status being defined by what we know rather than by what we have?

Or is fetish being displaced from the possession of the “object” to the possession of the “channel” for obtaining it? Do we show off our premium user accounts and our connection speed just as we used to boast about the volume occupied by our bookshelves?

And if this is true, what does it imply? Would the business move from selling edited objects to selling channels to obtain them? Would sales be measured by “number of reproductions”? Would thus the current industrial model be perpetuated after some face-washing… or would there be more room for “independent” alternatives, whatever it means?

Could anyone be a great virtual collector without possessing a single file in their HDD?

************

_YSE #22 (( on air )): cap.it.all/off.Esto no se trata de copyright (o leyes), se trata de dinero. Capitalismo vs. Tecnología. YSI el contenido textual del issue fuese únicamente la discusión de las premisas, las premisas mismas? Todo ello aderezado, por supuesto, con las aportaciones gráficas de los jugadores. Hmm… Sí.

Ver y discutir. Hemos abierto una discusión en Facebook, Flickr y por mail.

# # #

YSI the textual contents of the whole issue was the discussion itself, with all its variations, this discussion? With the graphic sauce played by the players, of(f) course.

Yes, that is. That’ll be.

************

_YSE 5 YEarS! celebramos los primeros cinco años de YSE en l’Horiginal, de Barcelona. Imágenes, vídeos, sonidos, palabras.

************

_YSE #21 (( On air )): ink or link?. Merodear/auscultar al soporte analógico en general DESDE el soporte digital, tal vez replanteando la situación, no ya como los herederos de un tiempo previo que participamos del cambio sino como si lo digital hubiera sido la norma desde siempre y desde allí cuestionáramos los soportes ‘antiguos’.

– por qué toleramos (y hasta buscamos y nos regodeamos de) las precariedades y limitaciones del soporte analógico? En especial los libros.

– para compartir/share algo de un libro, hay que ponerse a typearlo y subirlo, cuando una vez digitalizado, el proceso está terriblemente optimizado.

– a qué viene entonces ‘el libro’? Es un gesto de privacidad y un refugio? Un solaz?
Una negación?

– qué sentido tiene enarbolar la validez (aparentemente de puro fetiche arcaico, retrógrado) de un soporte que no tiene una décima parte del alcance y las posibilidades del soporte digital (a través de la red, desde luego)?

– qué ficciones se han tejido históricamente, hasta la era digital, en torno a las obras presentadas como un absoluto acabado, definitivo, inalterable, individual, unipersonal y último, a causa de las limitaciones de lo analógico?
(Su dificil alteración, aliteración, reutilización o reciclaje.
Esa eterna sensación de cosa terminada, cerrada, definitiva y en definitiva: quieta.)

– cuánto de ese romance con los libros está sustentado en errores de lectura, en concepciones ingenua y falazmente ‘románticas’ ?

– lo digital sólo pone en envidencia un tránsito que antes se veía entorpecido por las limitaciones de un soporte precario?

– no habría que cuestionar seriamente la posición jerárquica del libro?

– qué sentido tiene la cosa tangible cuando la tecnología la ha vuelto innecesaria?

– qué revisiones urgentes demanda el diálogo obra-soporte, mensaje-medio?

– lo digital depura la obra, forzándola, acorralándola, hacia el tránsito y la volatilidad que le corresponde?

# # #

_YSE#21 (( On air )): We’re thinking of prowling/auscultating the analogical medium in general FROM the digital medium, perhaps redefining the situation, no longer like the heirs of a former time who took part in the change, but as if the digital had always been the rule and from there we questioned the “ancient” media.

– why do we tolerate (and even look for and delight in) the precariousness and limitations of the analogical medium? Especially books.

– in order to share something from a book, we have to start by typing and uploading it, when once digitalized, the process is terribly optimized.

– what’s the point in “the book” then? Is it a gesture of privacy and refuge? A relief? A denial?

– what sense does it make to hoist the validity (apparently as a sheer archaic, retrograde fetish) of a medium that does not have a tenth of the reach and the possibilities of the digital medium (through the net, of course)?

– what dictions have been historically woven, until the digital era, around works presented as an absolute finished, definitive, inalterable, individual, unipersonal and ultimate, due to the limitations of the analogical?

(Its difficult alteration, alliteration, reutilization or recycling.
That eternal sensation of a finished thing, closed, definitive and definitely: still).

– how much of that romance with books is supported by misreading, by ingenuously and fallaciously “romantic” conceptions?

– does the digital evidence a transit formerly hindered by the limitations of a precarious medium?

– wouldn’t it be necessary to (pardon my French) “stop screwing around with books and the likes”?

– what sense does the tangible thing make when technology has made it unnecessary?

– what urgent revisions does the work-format, message-medium dialogue demand?

– does the digital refine the work, forcing it, cornering it towards the transit and volatility that it deserves?

************

_YSE #20 (( On air )): Extimacy. De ¿ex-timar?

Vínculos mutantes, hydralizados, relaciones translúcidas… filtradas, en plena alborada de reencuentros.

Risa fácil. Sílabas redundantes para una mueca permanente.

Maquillaje en fuga para comentarios de 140 caracteres.

Lo mío es tuyo y lo tuyo es mío. Éste es nuestro nosotros que por inclusivo no incluye a nadie.

La ubicuidad pide dieta en una ensalada inodora que no sabe a nada.

¿Hay vestiduras que rasgarse en plena desnudez sórdida?

following & followers
. ¿Pero a quién le susurro, a quién confieso mis miserias?

¿Cómo hago para imaginar lo que veo que me muestras?

Como una de aquellas rutinas obscenas, todo lo compartimos para acabar, y cuán cierto, compartiendo nada.

¿La interacción permanente, volátil, compulsiva, va uncida al vaciamiento?

Asumido el reto y en pleno juego, juguemos: ¿Quién es más austero? ¿Quién más verdadero? ¿De qué depende?

¿Existe la posibilidad de otro desarrollo, de otro estado de cosas?

# # #

-YSE #20 (( On air )): Extimacy. From ex-cheating/ ex-timing/ex-timid/ex-timate?

Mutant links, hydralyzed, translucid relationships… filtered, in full dawning of reencounters.

Easy laughter. Redundant syllables for a permanent grin.

Fleeing make-up for 140 character comments.

Mine is yours and yours is mine. This is our us, so inclusive it does not include anyone.

Ubiquity asks for a diet in an odourless salad without a taste.

Are there garments to rend in the middle of a sordid nudity?

Following & followers. But who do I whisper to, who do I confess my miseries to?

How can I imagine what I see you showing?

As one of those obscene routines, we share everything just to end up, and how true, sharing nothing.

Is the permanent, fleeting, compulsive interaction yoked to emptiness?

Challenge accepted and in the heat of the game, let’s play: Who is more austere? Who more real? What does it depend on?

Is there a possibility for another development, for another state of things?

************

(( On air ))

_En Facebook

(( On air ))

_Suscripción por email

(( On air ))

_En Scribd

(( On air ))

_En Twitter

(( On air ))

_CD 17 ysesongs: Y SIN EMBARGO magazine original music composed & performed by NEVUS Project/Albert Jordà:

(( On air ))

_official YSE group on Flickr. Comparte y haznos conocer tus fotos y trabajos aquí. ( ¿”official” es “verdadero”?)

_YSE group @ Facebook
_YSE page @ FB
_YSE App for FB

_towards a 3.0 open-web community: Rhizome. Nuevos mapas necesarios para un territorio que exige ser discutido.

reunidos no. juntos. mezclados no. unidos. desparramados no. distribuidos. nimios no. amplios. diversos. obsesivos. y sin embargo es un equipo siempre abierto. si deseas participar, contáctanos de alguna manera

9 pareceres, respuestas o pings

  1. m2c

    CONGRATS!!!

    the new issue is SUPER
    DUPER FRESH!!!

    love the way you blend the
    text and image!!

    great….

    m2c

  2. fp

    Always there… Jacob.
    Thank you so much.

  3. aldo

    pelotudos!
    de donde se robaron el nombre “Y sin embrago”?

    de la monoclab mayo 2005!

    giles!

  4. fp

    Aldo: no sé a qué te refieres ni conocía hasta ahora a ninguna monoclab.
    El nombre es “Y sin embargo”, quizás te hayas confundido. Y el número 1 está en el aire desde el 21/09/2004, con lo que lo veo aún más difícil.
    En fin.

  5. Hola,
    me gustaría que viérais estos links, y si sí pues me contactáis, y si no, pues no:
    http://alcaidemengual.arshumana.com
    http://artmajeur.com/alcaidemengual
    pues muy bien, adios!

  6. ciao ciao
    how can i send you my works for the 17 issue ????

    thanks

    baciiii
    Cinzia

  7. Mara

    Fer otra vez te felicito por todo el esfuerzo que haces para que siga adelante este proyecto

    Besos

    Mara

  8. YSE 21 “La precariedad del libro”
    La propuesta de considerar precario al libro como “institución” líder no es realmente absoluta, mirada desde un punto de vista abstracto es sencillo tratar de observar desde la modernidad un pasado que ya fue y al cual no consideramos y pretendemos desechar. Sin pasado no hay futuro, no existe la trama que nos hace comprender cosas que pasan e incluso pasarán. Se entromete en el futuro, nos da el pie. El liderazgo de la teconología, esa que cuando uno quiere aprieta un botón y desaparece en parte o todo lo que será también un pasado sin residuo y hoy algunos enarbolan con el mismo ánimo que cuando se inventó el teléfono, o la magia de la luz o la penicilina. Todas ellas también fueron superadas, modificadas, pero a partir de ese primer descubrimiento. No olvidemos eso.Lo mismo sucede frente a un papel y un lápiz, lo mismo sucedió con la imprenta, lo mismo sucederá con la botonera. Mañana quizás con solo mirar la pantalla y desearlo, nuestros pensamientos se transmitirán y pasarán a la misma sin tocar elemento alguno. Pero toda esas expresiones materializadas tendrán un elemento que nunca dejará de ser, un libro, una revista algo que nos haga recordar ese pasaje que no ha cambiado, ese nombre que no ha sido sustituído que puedo llevar, archivar, oler y tocar. Existe algo pasional en el libro, Yo lo he comprobado, le deseo una franca y milenaria permanencia.

  9. Jorge Montecof

    …no ha perdido vigencia el comentario

Responder a “proyectos”

Tendrías que haber iniciado sesión para publicar un comentario.

diseño

Y SIN EMBARGO magazine on Flickr

yse en papel

También puedes tener las últimas ediciones de YSE en papel

reidio + vídeo

Temas originales compuestos por Albert Jordà y selección galáctica de vídeos que por alguna razón nos parecen interesantes.

networking

Flickr, Facebook, Twitter, MySpace, etx:

suscríbete y sé feliz

Contenidos RSS - Directo a tu lector de feeds

Escribe tu email:

donaciones

Tu colaboración nos ayuda a seguir siendo independientes. YSE.